Internet en Segundas Residencias:
guía para elegir correctamente

¡Te ayudamos a ahorrar en la factura de Teléfono o Internet!

Internet está cada vez más presente en la vida cotidiana y, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2017, el 84,6% de la población de 16 a 74 años de edad en España ha utilizado la Internet en el último trimestre. Incluso cuando nos vamos de vacaciones a la playa o la montaña, existe una mayor necesidad de mantenerse en contacto.

Por esta razón, los que tienen la suerte de tener una segunda casa para pasar el fin de semana rastrean cualquier oportunidad que el sector de las telecomunicaciones le puede ofrecer para poder seguir conectados a Internet en su segunda residencia. Como decíamos antes, ya sea en la playa, en las montañas o en el pueblo de los abuelos, poder seguir conectado y tener acceso a las redes sociales es cada vez más importante.

Lo que hace unos años solía ser un período de descanso relajante ahora puede ser un verdadero problema. Actualmente, unos días sin Internet pueden ser perjudiciales para algunos y una tortura para otros, ya que la forma de entretenimiento y trabajo ha cambiado mucho en los últimos tiempos. La conexión a la red es necesaria en la mayoría de los casos.
Así que cuando llegue el momento de buscar la mejor opción para tener conexión a Internet en la segunda residencia, tenemos que evaluar si verdaderamente es necesario. Pasar unos días al año no es lo mismo que pasar dos meses allí. Además, puede tener la opción de desconectar completamente la conexión durante sus vacaciones, pero hay quienes no tienen más remedio que continuar la conexión. Por lo tanto, sea cual sea tu caso, es necesario entender claramente las ventajas y desventajas de cada una de ellas.

Por esta razón, los que tienen la suerte de tener una segunda casa para pasar el fin de semana rastrean cualquier oportunidad que el sector de las telecomunicaciones le puede ofrecer para poder seguir conectados a Internet en su segunda residencia. Como decíamos antes, ya sea en la playa, en las montañas o en el pueblo de los abuelos, poder seguir conectado y tener acceso a las redes sociales es cada vez más importante.

Contratar una Línea de Internet

La primera opción es contratar una línea de teléfono así como una conexión a Internet en casa. Así no habrá sorpresas. Mientras los operadores tengan cobertura de red, puedes interrumpir la línea como cualquier si de la factura de la luz se tratase, aunque deberás tener en cuenta que una conexión de calidad es siempre al precio de una cuota mensual por algo que se usa sólo ocasionalmente.

Linea de Internet de Vacaciones

Línea de Vacaciones es como se denomina el servicio que permite establecer una línea telefónica que se activa sólo por un determinado período de tiempo, como pueden ser unas vacaciones. Está diseñado específicamente para este tipo de alojamiento y en los últimos años se han hecho progresos significativos en el desarrollo de una red de fibra óptica que se extiende a pequeñas ciudades costeras.

Mientras que está en funcionamiento, tiene las mismas características que cualquier otra línea telefónica, por lo que se puede poner en funcionamiento un servicio de fibra óptica de alta velocidad. Sin embargo, no hay que olvidar que una conexión a Internet debe activarse y desactivarse en poco tiempo y que este proceso suele llevar mucho tiempo. Además, puedes verte obligado a firmar algún tipo de permanencia, que suele ser de unos seis meses.

Actualmente, hay varias compañías del sector de las telecomunicaciones que ofrecen este tipo de servicio, por lo que es muy fácil conseguirlo. Todo lo que tienes que hacer es contactar al operador de tu elección y decirle que quieres dar de alta el servicio de Línea de Vacaciones.

Tethering

Los smartphones se diferencian de los teléfonos móviles analógicos en que pueden conectarse a Internet y también en que pueden compartir los datos contratados con otros dispositivos. La conexión WiFi es bidireccional: por un lado, se puede recibir, por otro lado, casi todos los teléfonos pueden enviarla a otros ordenadores.

De esta manera, puedes convertir tu teléfono en un enrutador Wi-Fi que comparte tu tarifa de internet con tu tablet, ordenador u otro cualquier otro dispositivo que desees. Es una solución bastante simple porque no hay que contratar líneas adicionales u otros dispositivos, pero tiene algunos inconvenientes.

Primero, es una cuestión de velocidad. Si el teléfono alcanza una señal 4G y es compatible con esta tecnología, puede que el inconveniente no sea demasiado grande, pero en muchas áreas de España donde se encuentran las segundas residencias todavía no está disponible y no todos los teléfonos pueden soportarlo. Si tienes que conformarte con 3G, es posible que la velocidad de tu conexión de red no sea demasiado alta. Además, el teléfono no es un router WiFi de alta calidad, por lo que la propia velocidad o agilidad del teléfono también puede verse afectada.

Sin embargo, recibir y compartir la conexión es el principal consumo de energía del teléfono, por lo que tendrás que hacer un mayor número de cargas por día.

Y por supuesto, debes tener en cuenta el plan de datos que tienes contratados, ya que los datos se van a gastar mucho más rápido que si se le diese un uso común. Pero este es un mal menor, ya que hay muchos planes con más de 20 GB e incluso uno con internet ilimitados.

Módem 3G/4G

Desde hace varios años, en España, puedes disfrutar de 4G, una tecnología de acceso a la red inalámbrica que te permite navegar muy rápidamente. Aunque se utiliza principalmente en los teléfonos móviles, también se puede utilizar para conectarse a otros dispositivos. Al igual que con la conexión, se puede compartir la conexión recibida por 3G o 4G a través de WiFi, pero con un dispositivo especialmente diseñado: un módem. El funcionamiento será similar al de Tethering, pero con mejoras en aspectos como la velocidad de la conexión o la intensidad de la señal.

Sin embargo, también será necesario tener una tarjeta SIM y un plan de datos para utilizarla. Tendrás las mismas desventajas que en el caso de utilizar el móvil, es decir: tarifas y cobertura limitados.

Datacards o Tarjetas de Datos

La tarjeta SIM utilizada en uno de estos routers 3G/4G puede ser la misma que tienes en tu smartphone, pero no necesariamente. No todos los operadores te permiten duplicar la tarjeta y usarla tanto en el router como en el teléfono móvil. De hecho, algunos operadores cobran un importe extra por el servicio. Por eso también hay tarjetas SIM en el mercado que están diseñadas sólo para navegar por Internet con tarifas de datos específicas.

Internet Radio

Aunque todas las opciones anteriores son totalmente válidas, ¿qué pasa cuando tu segunda residencia se encuentra en medio de la nada? ¿En una remota región en la que no hay fibra, ADSL o incluso cobertura móvil?

Para estos casos extremos, también hay una alternativa: Internet Radio. Más conocida como WiMax, es una tecnología muy similar a la WiFi, que permite tener una conexión a Internet por microondas. Por esta razón, no se requiere ningún cableado y puede ser localizado en cualquier lugar que reciba una señal. Sin embargo, no hay que perder de vista los periodos de permanencia firmados, que en este caso suelen ser de un año, y los costes de instalación, que pueden superar los 150 euros.

Por el momento, esta opción no es muy común en España, pero es otra alternativa a considerar.

Contratar internet para tu segunda residencia

Sea cual sea la modalidad que se elija, en todo caso habrá varios operadores de telefonía que ofrecerán el servicio con prestaciones y precios distintos. Por eso, es fundamental comparar las ofertas de internet las distintas opciones antes de decantarse por una ya que existen importantes diferencias entre las ofertas de cada empresa.

Si se elige una conexión basada en una tarifa de datos, los expertos de ahorro personal de Ahorro y Tú te ayudarán a elegir la mejor opción, con las máximas prestaciones y con el máximo ahorro en la factura de internet.

¡Compártelo en Redes Sociales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¡Te llamamos!

Déjanos tus datos y un Asesor de Ahorro Personal se pondrá en contacto contigo ¡El ahorro en tu factura está a un click!